Libros 

Mentes abiertas

Johan Norberg, Steven Pinker

Mentes abiertas
Libros 

Mentes abiertas

Johan Norberg, Steven Pinker

Luis Fernández-Galiano 
22/06/2022


El historiador sueco Johan Norberg dedica un capítulo de su último libro a las ‘mentes abiertas’, y no otra cosa preconiza su admirado Steven Pinker en su obra más reciente, una defensa vibrante del pensamiento racional que el eminente psicólogo canadiense argumenta con prosa elocuente y andamiaje científico. Ambos autores se han descrito como ‘nuevos optimistas’, y sin duda por ello sus volúmenes anteriores a estos, Progress y Enlightenment Now, se reseñaron en 2018 bajo el título rubeniano ‘Salutación del optimista’ (Arquitectura Viva 204). Sin embargo, como ha declarado Pinker, «que me llamen optimista es una señal de hasta qué punto los periodistas o los intelectuales están incapacitados para entender el concepto de progreso… que es algo empírico, basado en datos, y no depende de que seas optimista o pesimista».

En su defensa de la Ilustración, el popular profesor de Harvard usaba en efecto un colosal despliegue de datos representados en gráficos para mostrar la mejora del mundo a través de índices cuantitativos; en su nuevo trabajo, Racionalidad, Pinker emplea más bien herramientos como la lógica, la probabilidad o la causalidad para fomentar el pensamiento crítico y mejorar la toma de decisiones en la esfera privada y en la vida pública. Perplejos ante la proliferación de las teorías de la conspiración, las noticias falsas o el pensamiento mágico que ha suscitado la pandemia, nos preguntamos por la racionalidad de nuestra especie, y la deriva de la política, la economía o la cultura hacia el terreno de las emociones no hace sino alimentar esa sospecha. Frente a ese desaliento civilizatorio, Pinker reclama la razón como el principal motor del progreso material y moral, y desde la psicología cognitiva desvela los sesgos y falacias que distorsionan la percepción de la realidad, contaminando el comportamiento individual y adulterando el ámbito colectivo.

Por su parte, Norberg explora en Abierto la historia del progreso humano, y lo hace comparando el devenir de las sociedades abiertas a intercambiar bienes e ideas y aquellas que privilegian la pertenencia sobre la cooperación, y por lo tanto se cierran a los intercambios comerciales, el tráfico intelectual y la circulación de personas. Con multitud de ejemplos que cubren desde Babilonia o la Grecia clásica hasta la covid-19 o las pugnas geopolíticas actuales —y que en el caso de España se extienden desde la época romana hasta las bombas en los trenes de Madrid, pasando por los califatos, la Inquisición o los viajes de Colón, y con páginas de cálido elogio a la Escuela de Salamanca, Francisco de Vitoria, Francisco Suárez y Juan de Mariana—, el volumen combina la historia económica con la historia de las ideas para argumentar persuasivamente las ventajas de la apertura para el bienestar personal y el progreso social.

Pinker, mencionado profusamente en el libro, ha elogiado la claridad y elegancia de su prosa, compartiendo sin duda con Norberg la admiración por el Stuart Mill que escribió «en el caso de cualquier persona cuyo juicio relevante merezca confianza, ¿cómo ha llegado a tal punto? Porque ha mantenido su mente abierta a las críticas de sus opiniones y conducta». Tal es la propuesta que nos hacen estos dos científicos sociales, y no me resisto a cerrar esta nota con una cita del historiador sueco que podía haber escrito el psicólogo canadiense: «Nuestro sesgo de confirmación nos atrapa en una visión muy limitada del mundo, pero la libertad de expresión, la revisión crítica de terceros y la disonancia cognitiva nos liberan». 

Johan Norberg: "Putin no lidera una superpotencia militar: sólo es un déspota con un botón nuclear"


Libros reseñados:

Abierto

La historia del progreso humano

Racionalidad

Qué es, por qué escasea y cómo promoverla

Etiquetas incluidas: