Libros 

Las estructuras españolas en contexto

Las estructuras españolas en contexto
Libros 

Las estructuras españolas en contexto

Jorge Bernabeu 
30/04/2009


La iniciativa del grupo ACS de editar una colección sobre infraestructuras es un proyecto tan atractivo como ambicioso: llena un hueco importante en la bibliografía de ingeniería civil, falta de un cuerpo crítico tanto de la disciplina como, en muchos casos, de las obras que la caracterizan. Se han editado seis títulos hasta la fecha, todos ellos escritos por Miguel Aguiló, abordando los siguientes temas: presas, puertos, túneles, energía, puentes y estructuras. Los dos últimos cuentan también con una edición en inglés. En conjunto, constituyen un ensayo crítico coherente en el que en cada caso se particulariza el significado, la evolución y el sentido de las obras, a través del análisis de sus características territoriales, tipológicas y constructivas.

El sexto título de la serie mantiene el formato y el espíritu de los anteriores, pero abandona el escenario del territorio en el que se desenvuelve la obra civil para introducirse en la escala que para el edificio maneja la ingeniería estructural. El estudio se centra en realizaciones españolas de los últimos quince años, destacando edificios en los que el papel de la estructura no es dominante ni residual, sino parte del todo. Esta elección representa una de las tesis del libro; no se entiende la estructura como mero soporte del edificio, sino componente esencial de su arquitectura. De ese modo, las realizaciones analizadas se presentan a través de las voces de los arquitectos responsables de los edificios y de los ingenieros o arquitectos responsables de las estructuras resistentes. Junto con las imágenes de las realizaciones constituyen un tejido expositivo suficiente para validar este argumento.

Las realizaciones se ordenan en tres grupos con cierto carácter progresivo. En primer lugar el esqueleto como origen y sistema esencial. En segundo lugar las torres, estructuras en las que las acciones horizontales, viento y sismo, son decisivas en la concepción resistente y en la configuración de la planta. Por último, pieles y vacíos; la estructura se significa para liberar el espacio.

La obra de Aguiló se aleja de los convencionalismos teóricos y académicos habituales en los libros de estructuras de edificación. Plantea el análisis de las realizaciones en su momento histórico, fruto de una evolución y de un modo de entender y de enfrentarse a lo construido. Las realizaciones recientes se presentan después del análisis de la evolución de sus precedentes. La estructura resistente no es un ente autónomo, suspendido en el tiempo y en el espacio, es producto de un contexto tecnológico, fruto de una evolución e íntimamente vinculado a la intención de sus responsables. Algo tan obvio en la crítica de arquitectura es un concepto poco asimilado en los tratados de estructuras.

La arquitectura, permanentemente obligada a renovarse, encuentra en la estructura una estrategia para la consideración de lo nuevo. Sin duda, las realizaciones de los edificios singulares españoles han dado un salto cualitativo en los últimos quince años. Pero la exposición de Aguiló es concluyente: la progresión es más de resultados que de ideas o de técnicas. Un libro atrevido, una referencia obligada. 


Etiquetas incluidas: