Pabellón dormitorio en Navia, España
Koeppel & Martínez 

Pabellón dormitorio en Navia, España

Koeppel & Martínez 


En Navia, junto a la desembocadura del río del mismo nombre, un antiguo molino restaurado no deja adivinar la actividad de sus inquilinos, tres artistas que por internet se comunican con el mundo desde esta remota localidad asturiana. Situado en un paraje bucólico de prados verdes y bancales de piedra, junto a la vía del tren, el caserón que sirve actualmente de estudio y vivienda contará pronto con un inesperado vecino: un pabellón-dormitorio que con su silueta de nave espacial invita a partir hacia el mundo virtual del sueño.

Inspirado en el hórreo que los clientes pensaron habilitar en un principio, el pabellón contiene dos dormitorios, un vestíbulo y un baño en una cápsula elipsoidal que se separa de la tierra —y de lo terrenal— con unas patas semiflexionadas de metal. Su forma encierra un espacio continuo que busca crear un ambiente cómodo y placentero, como de vida prenatal. El único vínculo con el suelo se produce por una escalera de peldaños compensados que se podría abatir para aislarse del mundo.

Bautizado con el nombre de NAVE (Net Access Virtual Embarking), podría albergar otros usos, como cabina de proyección, bar o biblioteca. Su construcción recoge una técnica antigua de la aeronáutica cubriendo de tela tensada las costillas de madera laminada. El prototipo, expuesto junto al lago Constanza con motivo de la inauguración de la Kunsthaus de Bregenz, sustituía las futuras ventanas por monitores de conexión con el universo virtual. En el museo austríaco el pabellón se cerró provisionalmente con lona lacada de color plateado, pues el tejido experimental previsto — impermeable pero transpirable— no había sido aún puesto a punto. Con virutas de papel proyectadas entre las costillas se aísla térmicamente un interior acabado en yeso tendido directamente sobre malla. Entretanto, la estructura ha sido desmontada y trasladada a Asturias, donde las estancias contarán con claraboyas para ver el cielo y los clientes esperan a que llegue la tela que envolverá sus sueños.[+]