Pabellón de Dinamarca, Shanghái

Bjarke Ingels  BIG / Bjarke Ingels Group 


El nombre del pabellón danés en la Expo de 2010 en Shanghái, ‘Welfairytales’, hace un juego de palabras con welfare (bienestar) y fairytales (cuentos de hadas), en referencia respectivamente al lema de la Expo (‘Mejor ciudad, mejor vida’) y a los cuentos de Hans Christian Andersen, el danés más conocido por la población china. El Pabellón recrea los aspectos más atractivos de la vida en la capital danesa, como son la posibilidad de desplazarse en bicicleta, disfrutar de un picnic orgánico en un jardín, divertirse en un parque infantil, bañarse en el puerto o contemplar en vivo la célebre y diminuta estatua de la Sirenita, que viajó a China dejando su puesto al artista chino Ai Weiwei.

Dos órbitas, una exterior y otra interior, configuran el pabellón. La primera, en forma de carril bici, conecta con la cubierta de exposiciones, donde hay también un área de juegos y un aparcamiento de bicicletas. La órbita interior conecta con la planta de acceso, donde se encuentra el área de exposición, las salas de conferencias y las oficinas de administración. Ambos recorridos en espiral se conectan en dos puntos; desde el interior, el visitante puede acceder a la cubierta, tomar allí una bicicleta y volver a ver la exposición a otra velocidad. Uno de los objetivos del pabellón es fomentar el uso de este vehículo como medio de transporte sostenible por lo que también al pie del pabellón se dejan aparcados a disposición de los visitantes.

El color blanco de la fachada otorga a la construcción un aire marítimo que lo relaciona con la tradición naval danesa y permite mantener una temperatura agradable en el interior, debido a sus propiedades reflectantes. La cubierta se ha pavimentado con un material artificial de color azul que recuerda a los carriles bici daneses. Para permitir el paso de la luz natural y la ventilación, las planchas de acero de la fachada están perforadas con un patrón que representa una abstracta silueta urbana; desde el exterior, la actividad interna del pabellón se adivina en las siluetas de los viandantes y ciclistas pasando junto a las fachadas, especialmente durante la noche. El tamaño de las perforaciones varía de acuerdo al reparto de las tensiones de la estructura: las zonas más solicitadas son opacas, mientras que las que no soportan tensiones pueden abrirse.

Estructuralmente, el pabellón se concibe como una gran cercha tubular autoportante en forma de helicoide, parecida al casco de un barco de acero. El pabellón se construyó en un astillero y su alto grado de prefabricación facilitó su transporte, así como el proceso de montaje, que se continuó en un rápido desmontaje y relocalización.


Cliente Client

EBST Erhvervs- og Byggestyrelsen

Arquitectos Architects

BIG-Bjarke Ingels Group

Socio responsable Partner in charge: Bjarke Ingels,

Jefe de proyecto Project leader: Finn Nørkjær

Mánager de proyecto Project manager: Henrick Poulsen

Equipo de proyecto Project team: Tobias Hjortdal, Niels Lund Petersen, Jan Magasanik, Claus Tversted, Kamil Szoltysek, Sonja Reisinger, Anders Ulsted, Jan Borgstrøm, Pauline Lavie, Teis Draiby, Daniel Sundlin, Line Gericke, Armen Menendian, Karsten Hammer Hansen, Martin W. Mortensen, Kenneth Sørensen, Jesper Larsen

Colaboradores Collaborators

2+1 (exposición exhibition); Arup AGU, Arup Shanghai (estructuras structural engineering); Tongji; Ai Weiwei, Jeppe Hein, Martin De Thurah, Peter Funch

Fotos Photos

Iwan Baan; Hanne Hvattun