Espacio Cukrarna de Arte Contemporáneo, Liubliana
Scapelab 

Espacio Cukrarna de Arte Contemporáneo, Liubliana

Scapelab 


Los edificios pueden tener muchas vidas: alguien los construye con un propósito, pero el tiempo acaba imponiendo otros, aunque las formas tienden tozudamente a persistir. Este ha sido el caso de una vieja construcción en Liubliana, que fue una refinería de azúcar antes de que un devastador incendio la destruyera para dejar paso a una fábrica de tabaco, primero, a una dotación textil, después, más tarde a unos cuarteles y, finalmente, a un cobijo para personas sin hogar. La historia, sin embargo, no termina aquí: en 2009 el Ayuntamiento de la ciudad convocó un concurso, este fructificó en un proyecto, y el resultado ha sido la transformación del enclave en centro de arte contemporáneo. En el proceso, se respetaron los muros, pero se trabajó con libertad en el interior, de manera que el programa pudiera distribuirse en tres estratos: el excavado, con las zonas técnicas y un espacio para performances; el de la planta baja, más abierto y público; y el superior modelado por cuerpos que parecen flotar. La intervención se matiza por medio de los materiales empleados: hormigón sobre los viejos paramentos y chapa perforada como cubrición abstracta y blanca de los nuevos volúmenes.