Dirty House, Londres
Adjaye Associates 

Dirty House, Londres

Adjaye Associates 


Atraídos por unos precios relativamente bajos, son numerosos los artistas que en los últimos años, han ocupado el East End de Londres. Instalados en viejas construcciones fabriles, han ido sustituyendo —dentro de los mismos galpones— la tipología industrial por otra que combina el espacio de producción artística con el espacio para habitar. Uno de los últimos ejemplos de esta tendencia es la Dirty House, nombre que relaciona una de las obras de la pareja propietaria, Dirty White Trash (with Gulls) —realizada con la basura doméstica de los seis meses precedentes—con una vivienda que será, además, su taller de trabajo.

Dos elementos conforman la casa: los muros de la antigua fábrica —que se han conservado junto con los huecos existentes— componen la fachada, mientras que un nuevo cuerpo, levantado en la parte superior, asoma a la calle a través del gran vuelo de la cubierta. Ocupando el perímetro de la parcela, el nivel inferior aloja dos talleres, de distinto tamaño, necesarios para los dos miembros de la pareja, que comparten la fase primaria de cada creación pero necesitan ámbitos separados para etapas, proyectos y escalas diferentes. Las exigencias de iluminación y privacidad se han solucionado en el estudio mayor por medio de un vestíbulo previo en la cara oeste, que funciona como un pasaje interior, y con la iluminación cenital en el estudio menor. A doble altura, sendos talleres envuelven por dos lados un núcleo vertical, en el que además de las escaleras se han situado un estudio en la planta baja y la habitación de invitados en la entreplanta.

El nivel superior se ha dedicado por entero a la vivienda. Ésta se abre al característico paisaje del barrio por medio de dos fachadas completamente acristaladas, posibles gracias a una ejecución en voladizo de la cubierta. Los muros perimetrales de la vieja fábrica se han prolongado en dichas fachadas a media altura para confeccionar el peto de protección, mientras en las otras dos se extienden hasta el techo para soportar el peso de la cubierta. El estar ocupa la mayor parte de la planta, relegando los espacios servidores —baño, cocina y dormitorio— a las dos caras cerradas. Un lucernario en la parte central remata esta disposición.

El vaciado de la nave se llevó hasta el extremo de prescindir de la estructura, por lo que un nuevo armazón de perfiles metálicos refuerza los muros de fábrica, pintados con barniz antigraffiti marrón oscuro. Como una tapa abierta por la presión del contenido, la cubierta se separa de la fachada anunciando a la ciudad la presencia en el interior de un espacio dedicado a la creación artística... [+]


Clientes Clients

Sue Webster, Tim Noble 

Arquitecto Architect

David Adjaye

Colaboradores Collaborators

Josh Carver, Aimee Lau 

Consultor Consultant 

Techniker (estructura structure

Contratista Contractor

RJ Parry

Fotos Photos

Lyndon Douglas