Casa Elektra, Londres
Adjaye Associates 

Casa Elektra, Londres

Adjaye Associates 


El east end es uno de los barrios londinenses donde las antiguas construcciones fabriles conviven con hileras de vivienda victoriana y apartamentos de los años sesenta y cuyos bajos precios han atraído por igual a emigrantes y artistas. Una pareja de este último colectivo, cuyo loft se había quedado pequeño al aumentar la familia, quiso convertir la antigua fábrica de cinturones que usaban como estudio en un contenedor que a la vez fuera vivienda y lugar de trabajo. Ciñéndose a los límites del solar, el proyecto respeta los muros perimetrales del edificio existente e introduce una estructura metálica para sustentar la cubierta y una segunda planta que ampliará la superficie habitable.

La vivienda se plantea así como una casa dentro de otra, oculta a la calle tras una fachada sin ventanas. Sin hacer explícito su carácter doméstico, el edificio remata la hilera residencial a la que pertenece con un plano abstracto formado por tableros contrachapados de resinas como los que se utilizan normalmente para encofrar, cuyo formato reproduce el de las ventanas de las construcciones vecinas. Ni siquiera la puerta —abierta al final del pequeño callejón que recorre uno de los laterales de la parcela— interrumpe esta superficie deliberadamente hermética, que al interior oculta un vacío de doble altura rematado por un lucernario en la cubierta. Un segundo vacío similar recorre la fachada opuesta, que se abre al sur mediante un gran clerestorio. El espacio de la planta baja —pensado como un ámbito flexible para convivir y trabajar— fluye así hacia lo alto a lo largo de las fachadas principales, sin vistas directas del exterior pero con la luz indirecta y en constante movimiento que se introduce por el lucernario y por el clerestorio. La caja que alberga los tres dormitorios y el cuarto de baño en el piso superior queda suspendida entre ambos vacíos. Con excepción de la ventana de vidrio tintado que comparten los dos dormitorios de mayor tamaño, la planta superior carece como el resto de la casa de vistas exteriores, pero por deseo del cliente cuenta con todo un catálogo de lucernarios en cubierta con distinta orientación, que introducen en cada estancia luz de distinta temperatura cromática.

Dado lo exiguo del presupuesto —80.000 libras—, los materiales se han reducido al mínimo. Un pavimento continuo de hormigón hace viable la planta baja como lugar de trabajo, prolongándose en el banco fijo que define el rincón del comedor. El cartón-yeso de las paredes, el vidrio de las ventanas y la madera utilizada en la escalera y en el pavimento del piso superior completan un edificio en el que la vida se impone al alarde constructivo...[+]


Arquitecto Architect
David Adjaye

Consultores Consultants
Price & Myers (estructura structure)

Fotos Photos
Lyndon Douglas