Ciudad Deportiva Afouteza, Mos
Irisarri + Piñera 

Ciudad Deportiva Afouteza, Mos

Irisarri + Piñera 


En enero de 2018, un concurso planteó el diseño de un plan maestro para la futura ciudad deportiva del Celta de Vigo con un programa indefinido y abierto, pero con la ambición de reunir todo aquello que conforma nuestras ciudades —lugares públicos, recintos colectivos, usos comerciales y residenciales...— junto al programa específico del deporte de máximo nivel, y basado en la idea de construir una ‘ciudad’ en terrenos rurales, único territorio posible y sostenible para una operación de tal entidad. Usando estrategias tradicionales de adecuación al medio y al paisaje, el proyecto ganador del concurso proponía un sistema abierto de ocupación del lugar, capaz de acoger un programa evolutivo y diverso.

En un territorio como el gallego, donde el tejido residencial se cose con hilos de ligeras infraestructuras y una adecuación de microescala a las condiciones del sitio y el clima, el proyecto, como si ‘habitara’ los muros que construyen el paisaje de socalcos haciéndolos tan ligeros que generan espacios intermedios debajo, desarrolló una primera fase, una pequeña parte del conjunto destinada a instalaciones del primer equipo.

El paisaje de bosques, prados y cultivos acoge ahora prados de juego y de formación de deportistas. La voluntad del proyecto es mantener la integración con el paisaje, generando pasos para dar continuidad al bosque que da escala a los diversos espacios del lugar, recuperando los árboles frondosos, los brezos y toxos que lo hacen autónomo y sostenible, con el objetivo de ser una arquitectura completa y coherente —lo mismo que la ciudad—, ya desde sus primeras edificaciones adaptadas al lugar y con independencia del tamaño de cada pieza o de su complejidad programática. Así, la arquitectura propuesta resulta de la agrupación de piezas especializadas en un conjunto aglutinado por espacios semiclimatizados e intermedios que responden a la voluntad de propiciar un reencuentro con la naturaleza a través de la diversidad de atmósferas y ritmos de vida. Tres atmósferas responden a las distintas posibilidades que el entorno rural ofrece, y con tres materiales se construyen respondiendo a su carácter: recintos introvertidos de madera para actividades de interior; espacios burbuja translúcidos que permitan una experiencia del ambiente exterior; y aire ‘semiclimatizado’ para ofrecer una total inmersión en el medio, sus ritmos estacionales y su amplia escala.

El conjunto, resuelto con recursos mínimos, busca aportar el máximo mediante las cualidades ambientales de espacios esenciales y precisos, recuperando un paisaje autóctono degradado, integrándolo y haciéndolo protagonista del nuevo lugar...[+]


Cliente Client
Real Club Celta de Vigo 

Arquitectos Architects
Irisarri+Piñera: Jesús Irisarri, Guadalupe Piñera

Colaboradores Collaborators
Naos Arquitectura, Alexandre Martínez,  Joaquín Martín

Consultores Consultants
Sancho Páramo, Xiana Alonso (arquitectos técnicos quantity surveyor); Otima, Instra Ingenieros

Contratista Contractor
Constructora San José

Superficie construidaFloor area
3.630m² (edificio building); 54.250m² (urbanización development)

Presupuesto Budget
3.200.000€ (edificio building); 3.000.000€ (urbanización development)

Fotos Photos
Héctor Santos-Díez