Casa 5280, Bozeman

Barkow Leibinger 


Las vastas extensiones que se abren en torno a Bozeman, ciudad en las estribaciones de las Montañas Rocosas y próxima al parque nacional de Yellowstone, han sido contempladas por muchos —y tras la pandemia más aún— como lugar idóneo donde escapar del mundanal ruido y disfrutar de las bondades del teletrabajo. En tierra de veranos cortos e inviernos extremos, una casa patio podría parecer desubicada entre las compactas construcciones de la vecindad, pero es la solución adoptada por los arquitectos y al mismo tiempo futuros moradores para abrir la vivienda a las distintas orientaciones y ofrecer amplias vistas de la cordillera sin rehusar la cierta privacidad que ofrece como contrapunto el jardín central.

La casa se asienta en una plataforma de hormigón que, buscando acomodarse a la ligera caída en pendiente del solar, se escalona y crea estancias en la parte más baja con mayor altura libre al mantener el techo invariable su cota. Dos esquemas en L se organizan en esquinas opuestas del patio: el ámbito doméstico, al que se suma un garaje calefactado que puede funcionar como taller, y un pequeño espacio de trabajo con una sauna. Entre ambos, la cubierta plana —compuesta por vigas de madera laminada que, de manera poco habitual, se disponen en paralelo a los aleros salvando la luz mayor— guarece dos terrazas al aire libre, una al abrigo de una chimenea exterior y otra dominando el paisaje.

Barkow Leibinger. 5280 House, Bozeman Montana