Necrológicas 

Francisco Javier Sáenz de Oíza

30/04/2001


(1918-2000)

Recorrer la biografía construida de Francisco Javier Sáenz de Oíza es repasar los avatares de la arqui-tectura española de la segunda mitad del siglo XX. Junto a la declaración de principios que supuso la Basílica de Aránzazu en Oñate, Madrid es su principal escenario; el compromiso moderno de los poblados de Fuencarral y Entrevías, la exuberancia orgánica de Torres Blancas, la elegancia miesiana de la sede del Banco de Bilbao, o el divertimento posmoderno de las viviendas de realojo en la M-30 reflejan las escalas de una trayectoria personal que ha recalado sin prejuicios en los momentos más encendidos del debate profesional. Intelectual curio-so que ha eludido a toda costa definir un lenguaje personal susceptible de ser imitado, su personalidad es quizás el recuerdo más perdurable para los que fueron sus alumnos en la Escuela de Arquitectura de Madrid desde 1947 hasta su jubilación. Locuaz, polémico y apasionado hasta el final, en una reciente entrevista aseguraba haberse equivocado en todo. Antes de que el cáncer acabara con su vida, su talento inquieto fue reconocido con la medalla de oro de la arquitectura española en 1989, y con el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1993.


Etiquetas incluidas: