Libros 

Elogio de la trama

On Urban Grids

Elogio de la trama
Libros 

Elogio de la trama

On Urban Grids

Eduardo Prieto 
01/06/2022


Es probable que no haya una construcción humana más compleja que la ciudad. De ahí que las maneras de pensarla sean tantas como las de planificarla, construirla o vivirla. Durante mucho tiempo, unos quisieron ver la ciudad como un problema de creación de orden retórico y político, es decir, como un problema de formas simbólicas. Otros, por el contrario, la entendieron como el fruto de las funciones sociales y los programas más o menos específicos —industriales, residenciales, dotacionales— que se derivaban de ellas. Los primeros tendieron a ver la ciudad como una obra de arte; los segundos, como simple resultado de la ingeniería social. Estos se arrogaron la condición de modernos y, ayudados por economistas y sociólogos, inauguraron una nueva tradición sostenida en las infraestructuras y los flujos urbanos. Aquellos dijeron ser descendientes de los planificadores griegos y romanos, y prolongaron la tradición clásica de la forma bella merced a las llamadas ‘ciudades ideales’ y sus versiones eclécticas.

Joan Busquets no pertenece a ninguna de las dos familias. Por edad, formación y vocación, se sitúa en una posición intelectual intermedia, que es lo suficientemente madura —ecos de la posmodernidad— como para desconfiar del determinismo funcionalista, pero resulta ser lo suficientemente cabal como para evitar las tentaciones del formalismo. Esto no quita, sin embargo, para que puestos a calibrar la balanza, Busquets se reconozca entre los que, alérgicos al neosociologismo hoy al uso, siguen creyendo tanto en los poderes de la forma a la hora de crear orden y concierto cuanto en los poderes de la disciplina de la que depende en última instancia tal empeño, la morfología urbana.

Se trata de una querencia moderada por la forma que se evidencia con especial ambición y coherencia en el último libro de Busquets, escrito junto a dos colaboradores de la GSD de Harvard y cuyo título sencillo y un tanto inexacto, Ciudad regular, versiona el original y más informativo de 2019, Urban grids. Más allá de la cacofonía, resulta mucho más claro el subtítulo del libro, ‘Manual para diseñar mallas y tramas urbanas’, por cuanto delimita el objeto de estudio al mismo tiempo que anticipa la condición operativa, incluso literalmente compositiva, del volumen, cuyo afán no es otro que mostrar primero el orden urbano para enseñar a diseñarlo después.

Se trata de un doble propósito que no puede ser más loable en unos tiempos en los que los teóricos y profesores, confinados en su burbuja universitaria, tienden a alejarse cada vez más de la vida real, y en los que los apóstoles de los nuevos relatos sociologistas e identitarios promueven la disolución de la ciudad en un magma fluctuante de espacios e intereses muchas veces contrapuestos, por mucho que estos quieran armonizarse a través del dogma de la diversidad. Busquets, en rigor, ni entra a participar en tales debates ni de hecho llega a citarlos. Se limita a abordar las tramas urbanas mediante un proceso o método que tiene mucho de compositivo, algo de geográfico e histórico y apenas nada de sociológico.

El proceso arranca, en la primera parte del libro, con un atlas en el que se incluyen un centenar de ciudades regulares, presentadas alfabéticamente de manera que se comience con Abu Dabi y se acabe con Zhengzhou tras pasar por Buenos Aires, Hong Kong o Jaipur; un orden que, si bien niega las convenciones históricas y geográficas, tiene la virtud de mostrar, desde el principio, el compromiso con la morfología.

Esta intencionada descontextualización sirve para que el lector centre su atención en las reglas de la malla y sea consciente de su insoslayable adaptabilidad, antes de embarcarse en su historia con un recorrido que principia, por supuesto, en Grecia, y se mueve por el Renacimiento, las ciudades virreinales y coloniales, así como por las grilles decimonónicas y sus ampliaciones del siglo XX, hasta desembocar en el mundo contemporáneo. Después, el autor da voz a los críticos ‘modernos’ de la malla, y presenta con cierto detalle sus alternativas, antes de dar cuenta de la resurrección del orden urbano por medio de una cincuentena de proyectos contemporáneos, que se analizan con profusión mediante concienzudos esquemas y textos que son siempre atinados.

Todo ello conduce al último tramo del volumen, que si por un lado se plantea como una suerte de catálogo de ‘elementos’ de composición urbana —elogio implícito de la tradición del siglo XIX—, por el otro quiere ser una reivindicación de la malla no tanto como eficaz herramienta del pasado cuanto como un instrumento de presente y futuro. Un instrumento que, según Busquets, serviría menos para crear artefactos cerrados que para organizar el tablero de juego de la vida contemporánea, abierto siempre al matiz y al cambio.


Libros reseñados:

Ciudad regular

Manual para diseñar mallas y tramas urbanas

Etiquetas incluidas: