Gente 

Diferencia y repetición

Thomas Daniell 
31/08/2020


Sou Fujimoto es una anomalía en la arquitectura japonesa. Aunque se graduó en la Universidad de Tokio —sin duda, una institución prestigiosa—, nunca ha trabajado para otro arquitecto, y ello en un país en el que el estudio donde hayas trabajado como becario es más importante que la escuela a la que fuiste. Es cierto que la distinción entre uno y otro ámbito puede ser muy sutil. Muchos profesores de referencia utilizan sus cátedras o clases como anejos a sus estudios e involucran a sus estudiantes en proyectos reales, pero la norma general es que todos los arquitectos importantes hayan trabajado antes para otro arquitecto importante de la generación anterior. Los primeros años de una carrera convencional pasan por la oficina de un gurú que exige al aprendiz una dedicación total de tiempo, y energía y jornadas de trabajo escandalosas y mal pagadas, así como fidelidad a un modo de hacer personal. Si bien el valor educativo de este tipo de experiencia resulta incalculable, los estudios no son solo, de facto, escuelas de posgrado, sino también incubadoras de linajes gremiales que perpetúan al mismo tiempo que refinan una tradición idiosincrásica y la transmiten a la siguiente generación. De hecho, cuando un joven arquitecto decide establecerse por su cuenta, no siente rechazo edípico por su antiguo mentor, sino que, por el contrario, mantiene con él un compromiso y un diálogo continuos. El abismo económico que se abre entre los arquitectos veteranos y los jóvenes que trabajan para ellos se compensa así con la obligación vinculante de que los primeros mantengan y apoyen a los segundos. El modelo de becario con exceso de trabajo y mal pagado —o, con más frecuencia, simplemente sin pagar— que puebla todos los estudios de arquitectura en Japón, no es solo un medio de explotación para conseguir mano de obra gratuita —algo discutible, en el mejor de los casos—, sino un modo de entrar en la comunidad que sostendrá a los arquitectos durante toda su carrera. Estar fuera de esa comunidad, de esa red de apoyo recíproco, implica quedarse aislado, carecer de lugar propio... [+]


Etiquetas incluidas: