Obituaries  News 

Goodbye to Jørn Utzon, Cloud Architect

31/08/2008


Hace poco más de un año cambió su refugio mallorquín de Can Feliz por su Dinamarca natal. Tenía 90 años cumplidos y llevaba décadas alejado de la profesión, aunque colaboraba como asesor en los proyectos de sus hijos Kim y Jan. De un paro cardíaco, mientras dormía, ha fallecido Jørn Utzon, que será siempre recordado como el autor de una de las obras icónicas del siglo XX, la Ópera de Sidney, ganada en concurso en 1957 y que, paradójicamente, no vio acabada, pues en 1966 fue apartado de la dirección facultativa tras sucesivos desencuentros políticos. El arte es largo, la vida breve. Afortunadamente, la longevidad de Utzon le ha permitido disfrutar del reconocimiento merecido, cuando, treinta años después de la finalización de la Ópera, recibió en 2003 el premio Pritzker (Arquitectura Viva 89-90). Aparte de las velas ingrávidas de Sidney, Utzon deja un legado intenso, de gran expresividad plástica: los conjuntos residenciales en Helsingør y Fredensborg (1956 y 1959); el museo no construido en Silkeborg para Asger Jørn, del grupo expresionista CoBrA (1963); la Asamblea Nacional de Kuwait (1972); la iglesia en Bagsvaerd (1976), síntesis de componentes panteístas y cristianos; y sus casas en Mallorca, Can Lis (1974) y Can Feliz (1994). Heredero de Aalto, Asplund y Wright, en su artículo Plataformas y mesetas se reconoce deudor de las civilizaciones oriental, islámica y precolombina.


Included Tags: