Books 

Ferrater y familia: 1971-2006

Ferrater y familia: 1971-2006
Books 

Ferrater y familia: 1971-2006

Adela García-Herrera 
31/10/2006


Como todo arquitecto con una obra de peso, Carlos Ferrater tiene admiradores y detractores. Pero hasta esos dos grupos de opiniones encontradas y un tercero de indiferentes coinciden en una cosa: su insólita habilidad para movilizar otros talentos y rodearse de los colaboradores idóneos, algo que Josep Maria Montaner (él mismo uno de esos socios ocasionales) definió en las páginas de esta revista como el ‘dispositivo’ Ferrater, un método de trabajo que además ha permitido al arquitecto sumar en lugar de dividir, y actuar como mediador entre mundos e intereses opuestos. Josep Maria Cartañà, Bento y Sanahuja, José Luis Canosa y Beth Figueras… desde el pequeño estudio situado en la calle Bertrán de Barcelona, Ferrater diseñaba su política de alianzas para producir proyectos como el hotel Juan Carlos I, el IMPIVA de Castellón o el Jardín Botánico de Barcelona, muy significativos en su trayectoria. También el paso del tiempo ha jugado a favor de Ferrater, que se ha instalado en la madurez con nuevos intereses: la enseñanza, la reflexión acerca del propio trabajo y la colaboración profesional estable con sus hijos, Lucía y Borja, y con Xavier Martí, asociado desde 2003 a la que hoy se denomina Carlos Ferrater Office of Architecture in Barcelona, con sede en la calle Balmes y desde donde se han producido dos monografías últimas: Sincronizar la geometría y Carlos Ferrater OAB.

En la primera, publicada como catálogo de la exposición que tuvo lugar en el Crown Hall del IIT de Chicago, el hilo conductor son los modos de expresión formal: las vías geométricas de aproximación al proyecto que cristalizaron en el Jardín Botánico y que abrieron un filón de experiencias, a partir de las cuales se extraen conclusiones teóricas. El discurso se desglosa en tres partes, cada una con tres palabras clave, y se ilustra con proyectos como el Museo de las Confluencias de Lyón, el frente marítimo de Benidorm, la estación intermodal de Delicias en Zaragoza y un hotel en Córdoba. Y a modo de apéndice se adjunta una relación de fuentes ideográficas —de Gaudí a Eisenman, pasando por los grandes ingenieros del siglo XX y algunos artistas— a cargo de Borja Ferrater. Por su parte, la monografía que lleva por título el propio nombre del estudio incluye todo lo producido desde 1971 hasta la fecha. Cada proyecto tiene su propio título, alusivo en ocasiones y explicativo en otras, sugiriendo con ellos otro tipo de ‘agrupaciones familiares’ de la obra de Carlos Ferrater más allá de la mera ordenación por orden cronológico. 


Reviewed books:

Sincronizar la geometría

Paisaje, arquitectura & construcción

Included Tags: