Arts and Culture 

Dalí, Body and Architecture

Juan Antonio Ramírez 
30/04/2004


Conocemos bien a Dalí como pintor, y pocos dudan ya de que poseyó un talento envidiable como escritor o como diseñador, pero ¿podemos hablar de él como ‘arquitecto’? Desde luego que sí: el interés de Dalí por la arquitectura no fue ocasional o pasajero, pues perfora toda su carrera, desde las acuarelas juveniles con ‘vistas urbanas’ madrileñas (1922) hasta los últimos años de su vida, con los arreglos de sus viviendas y las disposiciones para el Teatro-museo de Figueras. Se ha investigado bastante ya en este dominio, y se le han dedicado incluso algunas exposiciones monográficas, pero aun así no nos parece imposible explorar la cuestión desde otro punto de vista. Dalí se adhirió con entusiasmo al gusto de los surrealistas por la metáfora, que es, según el diccionario de la RAE un «tropo que consiste en trasladar el sentido recto de las voces a otro figurado, en virtud de una comparación tácita. En el mismo diccionario se dice que «[la metáfora es también una] alegoría en que unas palabras se toman en sentido recto y otras en sentido figurado». Si sustituimos ‘voces’ o ‘palabras’ por ‘imágenes’, tendremos caracterizado uno de los motores esenciales en el trabajo de Dalí... [+]


Included Tags: