Torre Marsk en Hjemstedvej
BIG / Bjarke Ingels Group 

Torre Marsk en Hjemstedvej

BIG / Bjarke Ingels Group 


Este mirador escultórico con 25 metros de altura emerge como reclamo turístico en el parque nacional del mar de Frisia, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, al sur de la península de Jutlandia. Con un ascensor situado en su núcleo, el proyecto realizado con cerca de 300 toneladas de acero cortén se eleva sobre un zócalo de hormigón. El diseño está inspirado en la doble cadena de una molécula de ADN trasladada a dos escaleras, una para subir con 146 escalones y otra para bajar con 131. Junto al restaurante y la cafetería del Marsk Camp, la estructura parte de una base de 7 metros de ancho, ensanchándose suavemente para alcanzar los 12 metros en la plataforma de observación.