Puente del Alamillo, Sevilla
Santiago Calatrava 

Puente del Alamillo, Sevilla

Santiago Calatrava 


El diseño original, un viaducto de 4.300 metros con dos tramos de calzada y dos puentes, se vio alterado en su realización por la distinta titularidad de las partes, de forma que sólo llegó a construirse uno de los puentes. Su tablero, que cubre una distancia entre apoyos de 250 metros, está colgado mediante cables de un mástil de 162 metros de altura y permite las circulaciones rodada y peatonal, con sendos pasos deprimidos respecto a la calzada central. Aunque forma parte de la serie de estructuras que conectaron el casco urbano de Sevilla con el recinto de la Expo 92 salvando el cauce del Guadalquivir, su tamaño y su privilegiada posición en uno de los extremos del parque de La Cartuja le proporcionan una visibilidad añadida, mientras que su forma de lira inclinada remite inevitablemente al lenguaje escultórico e ingenieril de su autor...[+]