Palacio de Congresos, Salamanca
Juan Navarro Baldeweg 

Palacio de Congresos, Salamanca

Juan Navarro Baldeweg 


Volumétricamente rotundo y silencioso, este palacio forma parte del basamento que sustenta el perfil monumental de la ciudad. Un cuerpo macizo y otro aéreo dan forma al proyecto: el primero de ellos, una caja dentro de otra caja, se abre con grandes arcos rebajados; y el segundo se compone, por una parte, del volumen definido por un perímetro de columnas que soporta una cubierta plana, y por otro, de un recinto al aire libre con dos cuñas de graderío enfrentadas. El elemento más emblemático del conjunto remata el auditorio: una porción de esfera perforada por un óculo y separada de las paredes por hendiduras luminosas, entre las que parece flotar ingrávida. Pero el talante conciliador no se abandona, y la gran cáscara aérea y leve se oculta en el prisma sólido para no competir con las cúpulas de las iglesias ni con sus torres...[+]