Libros 

Un muro muelle

MVRDV’s Built Works

Un muro muelle
Libros 

Un muro muelle

MVRDV’s Built Works

Enrique Encabo 
31/10/2013


MVRDV tomó al asalto la arquitectura mundial en 1997 tras presentar, en apenas unos meses, cuatro obras incontestables: los apartamentos en voladizo WoZoCo, en Ámsterdam, la villa VPRO y la pastilla semienterrada RVU, en Hilversum, y la Casa Doble, en Utrecht. La literalidad programática, astucia estratégica y lenguaje directo de los holandeses se propagaron cual epidemia entre hordas de estudiantes ávidos —posiblemente, el último superhit en papel— que se lanzaron a la imitación, cuando no plagio, de algo excitante y nuevo.

Solo cuatro años antes, Winy Maas, Jacob van Rijs y Natalie de Vries habían abierto su oficina en Rotterdam. Con esta monografía, MVRDV Buildings, la primera sobre obra construida en sus dos décadas de existencia, celebran la efeméride y ofrecen una de las primeras revisiones de la explosión holandesa de los años 1990. Tras 400 páginas, las sensaciones frente al volumen son encontradas. No es necesariamente malo; quizá sus inconsistencias y fisuras permitan reflexionar sobre nuestra propia (y perversa) relación con un mundo hacinado de imágenes y relatos.

El equipo de la publicación se confecciona a la altura del desafío, con diseño de Joost Grootens y edición de Ilka y Andreas Ruby. La introducción de los editores, apasionada, subraya su empatía con los protagonistas —ellos estuvieron allí— e infiere, tras acuerdo con el estudio, unas reglas previas: sólo se publicarán obras construidas; los textos se basarán en testimonios de los usuarios; los dibujos seguirán el esquema planta-alzado-sección; y las fotografías reflejarán el estado actual de las construcciones. Lo de las imágenes merece comentario: ante la imposibilidad de refotografiar todas las obras, Grootens mezcló instantáneas de las redes sociales con otras profesionales en lo que podría denominarse como un metamuro fotográfico, para levantar acta de la extraordinaria (y banal) vida de los edificios. La estrategia, como la propia arquitectura de MVRDV, tiene un precedente directo en su antiguo empleador: el Domus d’autore, editado por AMO y Koolhaas en 2006, que afrontó con supuestos muy similares el recurso de imágenes encontradas como sustrato informativo.

Todo este esfuerzo desencadena, respecto a la arquitectura, un movimiento centrífugo y centrípeto a la vez, acercándose a lo cotidiano y despegándose de compromisos cosméticos. Distancia informativa y empatía social aspiran a conformar un retrato certero en busca de otro público, no tanto especialista como aficionado. Y, sin embargo, este acercamiento, voluntariamente fuera del formato canónico de monografía, borra cualquier atisbo de conflicto para alcanzar, paradójicamente, el mismo fin por otros medios: una monoforma impresa, cerrada y domesticada por un verismo estetizante. La narración se adscribe a cierta retórica de fotolog para tejer un relato tan amable como acrítico sobre los edificios, nimbados por una felicidad un poco reiterativa.

La aproximación ‘aquí y ahora’ del libro orbita, también, sobre el instante. Hay riesgo en elaborar una monografía in media res cuando el sujeto está vivo; pero ese movimiento empuja al volumen más allá de aniversarios y revela este momento como punto de inflexión. El primer proyecto incluido, la villa VRPO, está en obras. Presenta ya, por tanto, un retrato obsoleto que la publicación no puede ‘refrescar’. Y el último, la tienda recién inaugurada en Gangnam, es preludio de futuras (y elefantiásicas) realizaciones en Asia. MVRDV ha construido su biografía sobre dos pilares: la vivienda y el equipamiento en economías consolidadas, sin abordar aún saltos de escala o colonialismos febriles. Eso está a punto de cambiar. El cómo salgan de ese reto, que anuncia burbujas museísticas o apilamientos de rascacielos, será sin duda el tema de hipotéticas secuelas.


Libros reseñados:
Etiquetas incluidas: