Premios 

Premio Pritzker 1999

30/04/2000


Norman Foster

El 7 de junio, con su remodelación del Reichstag recién inaugurada, Norman Foster recibía en Berlín el premio Pritzker. El galardón instituido por los propietarios de la cadena hotelera Hyatt reconocía así por segundo año consecutivo a un representante destacado de la alta tecnología, en un intento de compensar una lista de agraciados escorada hacia otras tendencias. Además de dar carta de crédito a la más británica de las corrientes arquitectónicas de fin de siglo, esta elección supone también una valoración del contenido social del trabajo de Foster y de su capacidad inventiva por encima de la imagen ingenieril que caracteriza su producción; entre el refugio en Cornualles —un ámbito a caballo entre la cabina de un ultraligero y la cabaña primitiva—y el gigantesco aeropuerto asiático de Chek Lap Kok—donde la dirección del manto de bóvedas de la cubierta orienta el flujo de pasajeros—, el arquitecto de Manchester renovó los paisajes del trabajo con sus edificios para Fred Olsen o Willis, Faber & Dumas; redefinió el papel y la imagen del museo con su Centro Sainsbury de Artes Visuales; y reestructuró la planta del rascacielos con la musculosa torre para el banco de Hong Kong y Shanghai..


Etiquetas incluidas: