Ricardo Bofill

Barcelona, 1939

29/02/2000


Un conjunto de viviendas monumental y clasizante, destinado a seducir a los galos. Un arquitecto mediterráneo al servicio de un poder intelectualmente tramposo...... Era casi imposible no caer en la tentación de asociar al polémico arquitecto catalán con el episodio de Astérix en que los romanos intentan reducir a los galos convirtiéndolos a la nueva religión de la especulación turística y de la urbanización del ocio, que resulta especialmente indicado para los arquitectos.

Naturalmente, no se podía adjudicar a Ricardo Bofill el papel del pequeño arquitecto del cuento, bastante apocado, sino el del gran patrón de la idea, el Arquitecto con mayúsculas, el César mismo. Y era propio usar su famoso vinividivici, porque el arquitecto catalán también fue a las Galias y venció en toda regla. Ahí están sus conjuntos de viviendas, en la periferia de París y en otras ciudades, que han hecho incluso escuela. En la historieta de Uderzo y Goscinny, como siempre, Astérix le ganaba la partida al César; destapaba el truco y rechazaba al intruso. Pero en la realidad, el nuevo César arquitecto se la ganó a los franceses, y lo hizo precisamente aprovechando una de las contradicciones del enano galo: el famoso y ambiguo chauvinismo francés, el de lo tuyo, si es nuestro, es mejor. Porque resulta que el pequeño Astérix se enorgullece de ser galo, pero he aquí que no habla en galo —es decir, en un dialecto celta—,sino en el romance de los francos, es decir, un idioma germano-romano. (Cielos, el Eje). Y de igual modo, las autoridades galas han acabado presumiendo de un pesado clasicimo surrealista y catalán que han asumido como propio.

Éste es uno de los pocos dibujos que imitan a su referente utilizando una línea parecida a la del original, una plumilla abierta en este caso. Con ella se dibujó un decorado a lo Bofill, y al tiempo de hacerlo me dio por pensar que Uderzo bien podría haber trabajado para los arquitectos posmodernos. Si no para nuestro Bofill, cuya arquitectura es demasiado orgullosa, sí para los proyectistas de los condominios de vacaciones en la Costa del Sol o en el Midi francés. Los decorados de Uderzo eran bastante mejores que muchos pueblos de vacaciones...[+]



Included Tags: