The Webster, Los Ángeles
Adjaye Associates 

The Webster, Los Ángeles

Adjaye Associates 


«La acrópolis del consumo». Así bautizó la prensa el día de su apertura en 1982 a la mole de ocho plantas levantada en una manzana completa entre Beverly Hills y West Hollywood, que desde entonces surte a los habitantes de Los Ángeles de tiendas de moda, restaurantes populares y salas de cine: una oferta casi inagotable que ha convertido al Beverly Center en el arquetipo de centro cívico de la ciudad del sprawl. Tras una última década de cierto receso por la salida del recinto de algunas de las grandes firmas y el auge del comercio online, el centro comercial ha emprendido una renovación integral —física y conceptual— que busca atraer de nuevo a marcas y clientes.

La tienda insignia de una joven boutique de productos de lujo ocupa el chaflán curvo del mall y cede parte de su superficie comercial para configurar un espacio público peatonal —rara avis en la ciudad del coche por excelencia— que antecede a un paisaje de orgánicas formas que moldean los muebles expositores, todos elaborados en hormigón encofrado in situ. La descarnada materialidad pone de relieve los productos en muestra, pero la atmósfera interior se enriquece con la alternancia de texturas de hormigón y un tinte rosa que la saturada luz del Pacífico acentúa, consiguiendo generar una experiencia que trasciende la mera intención transaccional de una tienda.