Estadio 974 en Doha

Fenwick Iribarren Architects 


Con su aparición a mediados del siglo XX, los contenedores metálicos optimizaron el transporte de mercancías, propiciando la llegada de una nueva era en el campo logístico y la globalización de los intercambios comerciales. Poco después, las tendencias modernas de la seriación y el reciclaje de piezas industriales favorecieron la reutilización de estos funcionales depósitos para la construcción civil. Con estas premisas, junto a una rápida ejecución y una baja huella ecológica surge el Stadium 974 para el Mundial de Catar 2022, que codifica los elementos utilizados en su construcción —incluidos sus 974 containers— para permitir su desmontaje y reconversión en hasta otras cinco instalaciones deportivas.

El estadio se sitúa junto al puerto principal, en la bahía de la capital catarí; factor que originó un diseño ‘sin fachada’, compuesto por 974 contenedores reciclados, para favorecer la ventilación natural y reducir la necesidad de equipos de climatización.

El proyecto resignifica la característica gama cromática de los puertos y centros de transporte, asociando los llamativos colores de los containers marítimos a los distintos programas funcionales del estadio para así facilitar su identificación al espectador.

Cada uno de los elementos utilizados han seguido un riguroso proceso de estandarización, para después ser codificados e identificados —por sector, nivel u orientación— y facilitar tanto las labores de transporte y almacenaje como las de montaje.

La estructura se proyecta como un gran mecano, que enarbola los principios de seriación con losas prefabricadas y soportes metálicos; reversibilidad, favoreciendo las uniones atornilladas o en seco; y sosteniblidad, al utilizar aceros reciclados.

Todos los elementos siguen el concepto ‘plug and play’, que permite su prefabricación —incluso las instalaciones y acabados interiores se construyen en taller— y posterior conexión a la red general, para así reducir los costes y tiempos de ejecución.

Una vez haya finalizado el Mundial de Catar, el estadio podrá desmontarse en su totalidad y transportarse a otra ubicación o convertirse en otros edificios deportivos; con el mismo número de piezas se han concebido desde pistas de atletismo a polideportivos o piscinas...[+]