Centro Nacional del Espacio, Leicester
Grimshaw Architects 

Centro Nacional del Espacio, Leicester

Grimshaw Architects 


Un nuevo referente se recorta en el perfil de Leicester. Con sus 42 metros de altura, la torre del Centro Nacional del Espacio se eleva en las proximidades de la ribera del Soar como una hermana transparente y gigantesca del famoso muñeco neumático de Michelin. El conjunto de construcciones del que esta torre es pieza emblemática acoge un museo y una sala de simulación de control de transbordadores espaciales, además de centros de información e investigación asociados a la Universidad de Leicester y un planetario.

La construcción del centro se inscribe en un proyecto más amplio de recuperación de un territorio periurbano con instalaciones industriales en desuso. En el emplazamiento existía un aljibe y una estación de bombeo de agua que han sido incorporados al conjunto. Un edificio de dos plantas revestido de planchas de acero inoxidable perforadas configura una suerte de basamento horizontal que contrasta con la indecisa esbeltez de la torre. En la cubierta del primero (donde con grava coloreada se dibujan espirales que evocan formaciones estelares) irrumpe la cúpula del planetario. El juego de geometrías galácticas alcanza también a la ordenación de los exteriores y el aparcamiento, donde el paso del negro al rojo del pavimento y la aparición de parte de la oferta museística en el camino de acceso suponen una primera aproximación al contenido.

La torre, que alberga la exposición de vehículos espaciales, tiene una estructura compuesta por tubos de acero curvados en dos planos que sujetan bandas de almohadas de ETFE (etiltetrafluoretileno), el mismo polímero empleado en la construcción los invernaderos del Proyecto Edén, en Cornualles (véase AV 96). La ligereza de este material permitió reducir sensiblemente la sección de los perfiles resistentes. Un dispositivo de presión de aire permite variar la rigidez de estos cojines de triple membrana (que alcanzan hasta tres metros de altura y veinte de longitud) para adaptarla a los condicionantes ambientales y soportar las cargas de viento. Una retícula de puntos plateados impresos con diferente densidad le aporta distintos niveles de reflexión. Un sistema de acondicionamiento pasivo que aprovecha la circulación natural de aire en su interior y otros mecanismos de control ambiental ensayados aquí continuarán siendo desarrollados por la NASA y otros organismos espaciales, para los que este centro constituye un prototipo... [+]


Obra

National Space Center, Leicester, Reino Unido.

Cliente

National Space Center.

Arquitectos

Nicholas Grimshaw & Partners: Nicholas Grimshaw, Christopher Nash, Stephen Ritchie, Matt Eastman.

Colaboradores

Arup (estructuras e instalaciones); Sandy Brown (acústica); Montresor (revestimientos); Haley Sharpe (montaje expositivo); Land Use Consultants (paisajismo).

Fotos

Nathan Willock / VIEW.