Centro cívico de Alcobendas, Madrid
Sancho Madridejos 


El volumen exento del centro cívico se eleva en una nueva zona de expansión de Alvobendas destinada a uso fundamentalmente terciario, situada entre la antigua N-I y el límite con el Soto de la Moraleja. La forma del solar es un trapecio que se puede describir como un triángulo rectángulo escaleno con uno de sus vértices truncado; el cateto menor de ese triángulo se superpone a la alineación de la avenida de Pardillares, mientras que la hipotenusa descansa sobre la alineación de la avenida de la Ermita. La normativa obligaba a un retranqueo de 5 metros con respecto a los límites del solar en todo su perímetro. Este espacio se trata como un plano de grava blanca, interrumpido sólo por los tramos de travertino que dan acceso al edificio.

Se plantean dos entradas, una en cada avenida, que parecen excavadas en el volumen. La de la avenida de Pardillares surge al retranquear la base de la fachada norte; y la de la avenida de la Ermita tiene forma de triángulo rectángulo, cuya hipotenusa se superpone a la del solar. Los dos accesos desembocan en un ámbito a doble altura que cose las dos plantas en las que se desarrolla el programa. De la oficina de información, situada al oeste del vestíbulo, arranca un pasillo que conduce a tres aulas en batería enfrentadas a pequeños despachos. La sala de exposiciones y conferencias, que ocupa el vértice en ángulo agudo del solar, y los pequeños espacios servidores completan los usos de la planta baja.

En la primera planta la biblioteca se parte en dos salas independientes, aunque la continuidad espacial se consigue con el uso de particiones acristaladas de diferentes matices. La sala para niños es una estancia de planta cuadrada situada sobre la oficina de información. Un patio triangular ubicado sobre el porche de la avenida de la Ermita sirve como zona de juegos, a la vez que contribuye a iluminar la estancia de lectura para adultos. Tras el muro ciego y chapado en travertino que corona la fachada norte se encuentran los aseos y la franja del archivo, que completan el programa de usos de esta planta.

La imagen que ofrece el edificio al exterior es abstracta y hermética. El muro ciego que corona la fachada norte sólo queda interrumpido por el ventanal-lucernario que ilumina la sala de lectura para niños. La breve fachada sur es casi ciega, como la este, en cuya piel marmórea se recortan las sombras producidas por el retranqueo del porche triangular. La fachada oeste está rítmicamente perforada por huecos apaisados a modo de celosía, cuyo entramado facilita la entrada de la luz natural en la sala de lectura para adultos, que recibe asimismo luz a través del cerramiento acristalado del patio...[+]


Cliente Client
Ayuntamiento de Alcobendas 

Arquitectos Architects
Sol Madridejos, Juan Carlos Sancho 

Colaboradores Collaborators
María Esteban, Luis Saucedo, Juan Antonio Garrido, Luis Renedo

Contratista Contractor
ACS

Fotos Photos
Eduardo Sánchez & Ángel Luis Baltanás