Casa Ghent en Nueva York

Thomas Phifer and Partners 


En el estado de Nueva York, a dos horas en coche de Manhattan, se sitúa esta vivienda con 380 metros cuadrados de superficie, fragmentada en siete pabellones de color negro. Incrustados parcialmente en el terreno para minimizar su impacto visual, los volúmenes están interconectados por túneles abovedados.

Ligeramente giradas entre sí, las piezas dispuestas en hilera están orientadas para disfrutar de las vistas a las montañas de Catskill. En el interior, la paleta de colores se reduce con paredes de tonos blancos y suelos negros, a excepción del comedor revestido por paneles de madera.