Arte y cultura  Opinión 

Cervantes, Le Corbusier y la conquista de la ironía

Luis Alemany   /  Fuente:  El Mundo
25/08/2021


Cervantes fue un matamoros; 'Corbu', un fascista. Pero su nobleza consistió en desprenderse de sus delirios de grandeza y en aprehender la complejidad de la vida. Y eso es mejor que ser de izquierdas o de derechas.

Le Corbusier y la política, un resumen: durante décadas, se consideró una anécdota el hecho probado de que el arquitecto suizo hubiese estado en las afueras del fascismo francés en los años 20 y 30 y de que hubiese trabajado en el Gobierno de Vichy. Los atenuantes eran más resignados que otra cosa pero funcionaron mucho tiempo: a Le Corbusier le pasó lo que a casi todos los arquitectos de su era: que su única ideología fue su trabajo (lleno de idealismo y de transgresión, por si alguien anda despistado). Para todo lo demás, Le Corbusier habría sido un pragmático que se plegaba al marco de sus clientes. Si eran capitalistas, él hablaba el lenguaje del capital; si eran comunistas o fascistas, el del mundo nuevo...

El Mundo: Cervantes, Le Corbusier y la conquista de la ironía


Etiquetas incluidas: