Arts and Culture  Obituaries 

Eduardo Chillida, 1924-2002

Vacuum Versions

Guillermo Solana 
07/08/2002


La primera vocación de Eduardo Chillida (San Sebastián, 1924-2002) fue la arquitectura. En 1943, cuando aún no había cumplido los veinte años, el joven Eduardo comenzó a prepararse para ingresar en la carrera de arquitecto. Cuatro años más tarde, en 1947, abandonó aquellos estudios para dedicarse a la pintura primero y luego, definitivamente, a la escultura. Pero una latente atracción hacia la arquitectura seguiría acompañándole durante el resto de su vida.

El propio Chillida se definió alguna vez como «arquitecto del vacío». Una expresión que suena redundante, casi tautológica, porque ¿no es toda arquitectura un incesante trabajo con el vacío? Al menos ésa ha sido la lección que se ha repetido desde finales del siglo XIX, a partir de los escritos seminales de Camillo Sitte, deAugust Schmarsow o Alois Riegl (quien interpretó la evolución de la arquitectura en la antigüedad como el desarrollo del espacio interior, desde su negación en las pirámides y en los templos egipcios hasta su florecimiento en el Panteón romano). Ya en el siglo XX, Frank Lloyd Wright y el grupo holandés De Stijl profesaron una visión de la arquitectura centrada, no ya en la masa, sino en el vacío que puede crecer dentro de ella, en el espacio que habitamos...[+]


Included Tags: