Arts and Culture  Exhibition 

Venice Biennial, 50th Edition

Javier San Martín 
31/08/2003


Buena parte de las crónicas publicadas durante los últimos meses insisten en el estrepitoso fracaso de la 50 Bienal de Venecia. Las imputaciones son variadas: confusión entre las múltiples y deshilvanadas exposiciones, tamaño inabarcable, ausencia de un marco teórico general y de propuestas concretas, banalidad de buena parte de las piezas, extrema juventud y falta de trayectoria consolidada de muchos de los artistas convocados, aglomeración de visitantes e incluso un ‘argumento’ muy repetido: ¡el asfixiante calor!

Es probable que la razón de estas descalificaciones globales se deba en buena parte a un factor coyuntural: cada vez son más los invitados al vernissage para los medios, de forma que lo que constituía la comodidad y el privilegio de hacer un exclusivo recorrido por la exposición in anteprima, a menudo aderezado con las explicaciones del comisario, ha acabado convirtiéndose en tres días infernales, en los que hay mucho más personal que cualquier día de agosto (se habla de más de 6.000 acreditaciones para la inauguración de este año), los menos propicios para un recorrido pausado que permita apreciar las obras... [+]


Included Tags: