Arts and Culture 

On the Centenary of the Architect Felix Candela

The Self-taught Builder

Ricardo Aroca 
30/04/2010


Félix Candela Outeriño nació en Madrid hace 100 años y estudió arquitectura en la Escuela de Madrid, que históricamente ha mantenido una importante componente técnica en sus planes de estudios. Cabe pensar que fue un buen estudiante, porque ya durante los últimos años de la carrera ayudaba a Luis Vegas, a la sazón catedrático de Estructuras y uno de los introductores en España de la ‘teoría de la elasticidad’.

En aquellos años, Eduardo Torroja construyó en Madrid sus primeras láminas de hormigón —las marquesinas del hipódromo de la Zarzuela y el frontón Recoletos— que llamaron la atención del joven Candela. En un contexto racionalista, las estructuras laminares eran algo más que otra posible solución: permitían construir una cubierta con el mínimo de material —dada una forma y un tamaño, las tensiones debidas al peso propio no dependen del grueso de la cáscara que puede ser tan delgada como sea constructivamente posible, otra cosa es que este mínimo se traduzca en un coste menor—, por lo que, desde una visión abstracta del problema, la solución tenía un indudable atractivo al que no podía ser ajeno Candela, quien decidido a saber más, acabada ya la carrera consiguió una beca de la Fundación Conde de Cartagena para estudiar en Berlín con Franz Dischinger, una de las autoridades mundiales en láminas de hormigón armado...

Included Tags: