Books 

El trayecto de un pez metálico

El trayecto de un pez metálico
Books 

El trayecto de un pez metálico

Luis Játiva 
30/04/2010


Un joven de buena familia, expulsado de la Universidad de Harvard en dos ocasiones, que resultó ser uno de los inventores más originales de Estados Unidos y un ‘gurú’ del movimiento hippie (Richard Buckminster Fuller); una rica heredera y piloto metida a empresaria diletante (Anna Dale Biddle); un exitoso diseñador de yates de competición, marido de la anterior, que acabaría por desarrollar una adicción al alcohol y la morfina (Starling Burgess); y un deslumbrante coche de tres ruedas, con aspecto de aeronave, perfil pisciforme y ‘timón’ de barco (el coche Dymaxion), son los protagonistas de una historia que, relatada por Jonathan Glancey, uno de los autores de Dymaxion Car, adquiere los tintes de un relato épico donde figuran dirigibles alemanes, misteriosos accidentes y desenlaces —en plural, puesto que tres han sido los prototipos del Dymaxion construidos por Fuller— inesperados y, por desgracia, casi siempre trágicos. El artículo de Glancey no se queda, sin embargo, en un texto simplemente ameno: constituye una investigación rigurosa que, ilustrada con bellos documentos históricos, es capaz de explicar el singular proyecto del coche Dymaxion tanto en su contexto histórico como en relación a la obra de Fuller, gran parte de la cual también fue bautizada con el término ‘Dymaxion’.

Pero si la historia de los coches de Fuller ocupa una buena parte de este volumen, es el cuarto prototipo, construido según los planos históricos del tercer Dymaxion por Norman Foster —que colaboró con Fuller durante los últimos doce años de su vida—, la verdadera razón de ser de este libro: un vehículo que constituye uno de los grandes atractivos de ‘Bucky Fuller & Spaceship Earth’, exposición organizada por la galería —y editora de este proyecto— Ivorypress, y reseñada en este número de Arquitectura Viva por Jorge Sainz. La edición, que arranca con un breve texto de Norman Foster en el que se resume el exhaustivo trabajo de investigación necesario para la realización del coche, se cierra con una cronología de la evolución del Dymaxion. Una evolución que concluye, hasta ahora, con el vehículo de Foster, pero también con el pequeño prototipo D-45, diseñado por Fuller como una variante compacta de los Dymaxion, y anticipo visionario de los pequeños coches eléctricos de nuestro futuro inmediato. 


Included Tags: