Arts and Culture 

Constructive Switzerland

Anatxu Zabalbeascoa 
31/12/2002


La difundida imagen de Suiza como nación precisa, calculadora y fría podría tener su origen en el arte concreto que amuebló, decoró e impregnó todas las caras del país en el periodo de entreguerras. La idea no era nueva. Ya los constructivistas hablaron de las obligaciones sociales del arte, el Movimiento Moderno se dedicó a buscar soluciones integrales y universales, y los neoplasticistas impulsaron un arte de inspiración matemática y científica. Hasta el término concreto fue acuñado por el holandés Theo van Doesburg en 1930. Pero su reunión y aplicación sí resultó novedosa. Así, con el arte concreto y durante cerca de tres décadas, Suiza fue el escenario de un movimiento artístico ideado y cuajado allí con una notable aunque limitada implicación de todos los sectores de la sociedad, y con una nada desdeñable repercusión internacional (sobre todo en los países del cono sur americano, que tuvieron su propia versión del nuevo ‘ismo’ en movimientos como arte concreta y arte madi en Argentina y Brasil o como Círculo Cuadrado en Uruguay)... [+]


Included Tags: