Libros 

GGmínima, breve teoría contemporánea

GGmínima, breve teoría contemporánea
Libros 

GGmínima, breve teoría contemporánea

Magda Anglès 
30/06/2009


En una época en la que todo lo que podemos consumir está disponible ‘en porciones’, ‘en versiones reducidas’ o ‘listo para llevar’ (y no sólo hablamos de los fabulosos minisets que nos esperan en las habitaciones de hoteles, las minúsculas y a veces sospechosas bandejas de comida en los aviones, con la diminuta botella de tabasco para un picante bloody mary, o los temidos micropisos de veinte metros cuadrados), el pensamiento contemporáneo tampoco podía escapar de estas pausas de consumo. Por ello, la editorial barcelonesa Gustavo Gili ha lanzado la Colección GGmínima, que llega a su volumen número quince: una serie de textos breves fundamentales de teoría contemporánea presentados en un formato pequeño y muy apetecible (auténticos libros de bolsillo, fáciles de transportar), con cubiertas icónicas, texto en Arial y en bandera —marca de la casa—, y con un módico precio que hace a estas publicaciones aún más atractivas.

Constantemente entrelazados, dos grandes temas vertebran la colección: la arquitectura y el arte. El primero está compuesto por elocuentes textos como ¿Qué es una casa? de Charles Eames, con reflexiones tajantes: «La historia de la casa es demasiado obvia como para replanteársela»; artículos esenciales para la posmodernidad arquitectónica, como Aprendiendo del Pop de Denise Scott-Brown, con afirmaciones prometedoreas: «Las nuevas fuentes se buscan cuando las viejas formas se vuelven caducas y la salida no está clara»; sigue por los retazos de la ideología sesentayochista francesa con las notas oblicuas de Claude Parent: «debemos leer el pasado como un futuro por descubrir», o la utopía babilónica de Constant: «Nueva Babilonia [...] no conoce fronteras, puesto que han dejado de existir las economías nacionales, ni colectividades, puesto que toda la humanidad es fluctuante.» Tampoco podía faltar Rem Koolhaas, el pope transgresor que repite aparición con su propositiva Ciudad Genérica y su revolucionario Espacio Basura (publicado en Arquitectura Viva 74). 

El segundo grupo se ocupa del arte y de los artistas afines al mundo de la arquitectura: está Robert Smithson con su sugerente texto sobre las ruinas industriales en Passaic, el mediático Olafur Eliasson, con declaraciones ligeramente pomposas: «Deberíamos evitar lo que podríamos llamar disneyficación de la experiencia con el fin de dejar espacio para la evaluación, los sentimientos y los pensamientos individuales », un Dan Graham previsiblemente más contenido examinando las relaciones entre arte minimalista y contexto arquitectónico, o el venerable John Berger, analizando las propiedades del retrato fotográfico. Si se busca un recorrido voluntariamente fragmentario y fugaz por la teoría arquitectónica y artística, pero no por ello un viaje obvio o fácil (los textos son sesudos), habrá que recurrir a esta Colección GGmínima. Hay obras más jugosas que otras y en ocasiones se echa de menos un prefacio (breve, por supuesto), que contextualice al autor, la obra o la procedencia de los artículos —muchos de los textos de revistas que tuvieron un gran impacto en el debate de las ideas del momento— y guíe un poco al lector ávido de teoría en porciones, lista para llevar.


Libros reseñados:

Colección GGmínima: El arte con relación a la arquitectura. La arquitectura con relación al arte

El arte con relación a la arquitectura. La arquitectura con relación al arte

Etiquetas incluidas: