Exposición 

Decorados para un país soñado

Decorados para un país soñado
Exposición 

Decorados para un país soñado

Elena Vozmediano   /  Fuente:  El Cultural
04/11/2021


La Academia de Bellas Artes analiza el decisivo giro que imprime en la producción de Villaamil el encuentro, en 1833, con David Roberts y reúne 120 obras de uno y otro.

“Tú pintarás la montaña/ entre la niebla sombría, / pintarás la lluvia fría / derramada desde allí; / los alcázares morunos, / los pilares bizantinos, / monumentos peregrinos / embellecidos por ti”. Es una de las estrofas de La noche de invierno, el poema que José de Zorrilla dedicó en 1837, en pleno furor romántico, a su amigo Genaro Pérez Villaamil (Ferrol, 1807 - Madrid, 1854) que, a sus treinta años, era ya el más importante paisajista en España, y con cierta fama internacional. Se le sigue considerando hoy uno de los pintores españoles más destacados de la primera mitad del XIX y, sin embargo, no es bien conocido por el público. Su producción es extensa –era un fa presto– pero está en gran parte en manos privadas. Hay pequeños conjuntos de cuadros suyos en el Museo del Romanticismo y en el Museo del Prado, que solo tiene en sala el Díptico con vistas de ciudades españolas, presentado en 2014. Pero, fíjense, después del centenario de su muerte en 1954, y con excepción de un par de selecciones de dibujos y grabados, solo se le han dedicado exposiciones pequeñas en Galicia, en 1996 y 2007, además de otra compartida con Haes y Beruete en el CondeDuque de Madrid, en 1990...

El Culltural: Decorados para un país soñado


Etiquetas incluidas: