Arts and Culture 

Unwillingly

Informalist Revision

Juan Antonio Ramírez 
31/08/1999


Llevando la contraria’, es decir, á rebours, es como parece haber concebido Dore Ashton su exposición sobre la pintura informalista entre 1939 y 1968. Esta comisaria, reconocida especialista en el arte norteamericano de la posguerra, es autora, entre otras cosas, de un libro clásico sobre el asunto como The New York School. A Cultural Reckoning (1973). Pero al trabajar en esta ocasión para dos instituciones culturales periféricas como son el Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas de Gran Canaria y el Museo Reina Sofía de Madrid, ha decidido sustituir la habitual visión ‘centralista’ del periodo por otra más universal, en la que se da cabida a artistas de todos los continentes. Para apreciar la novedad de su planteamiento debemos recordar cuál es el modelo explicativo habitual para ese periodo de la historia del arte: París, se viene diciendo, habría perdido la preeminencia creativa en favor de Nueva York, y es en esta ciudad donde vivieron supuestamente los mejores artistas, audaces ‘irascibles’, cuya violencia salvaje sería la propia de un país poderoso y emergente. Junto a ellos, en una escala cualitativa inferior, andaría el coro de los secundarios interesantes, europeos y japoneses, agrupados normalmente en pequeñas hordas tribales (o nacionales)…[+]


Included Tags: