El proyecto surge de tres recursos locales diferentes: la experiencia geológica y sísmica de la industria petrolera; la tecnología, los materiales y los residuos relativos a la producción de petróleo; y las ideas y la colaboración de grupos de jóvenes de la ciudad.