El edificio de viviendas donde reina el derecho de uso

El edificio de viviendas donde reina el derecho de uso

El edificio de viviendas donde reina el derecho de uso

Clara Angela Brascia   /  Fuente:  El País
05/11/2021


El inmueble es de madera, ecosostenible y no hay derecho de propiedad, sino una cooperativa. Es el primero de Madrid, semejante a otros en Alemania y Dinamarca.

Hace seis meses 17 familias consiguieron mudarse a la vivienda que soñaban desde hacía más de 10 años. Un edificio construido completamente en madera, ecosostenible, con grandes patios, espacios comunes y una terraza que al atardecer ofrece una vista del distrito de Usera, al sur de Madrid, que dejaría a cualquier vecino sin aire. Durante una década este grupo de familias buscó un solar donde edificar la casa de sus sueños, aunque con un pequeño gran matiz: nunca serán propietarios de las viviendas. Los vecinos de la “promoción Las Carolinas” —el edificio que la cooperativa Entrepatios construyó en el barrio madrileño que lleva el mismo nombre— viven en la primera vivienda en derecho de uso de la capital.

Se trata de un modelo habitacional, asentado desde hace muchos años en países como Alemania o Dinamarca, donde la propiedad reside en la cooperativa, en este caso Entrepatios, y no en cada una de las personas que habitan las casas. Las familias entran en la cooperativa a través del pago de una cuota inicial de entre 30.000 y 50.000 euros —correspondiente al 20% del coste de construcción del proyecto, la parte restante la cubre el banco— que les es devuelta cuando deciden salir de la vivienda. Además, mensualmente pagan una contribución fija, de forma similar a un alquiler, aunque el precio se encuentra muy por debajo del mercado.

El edificio —diseñado por el arquitecto Iñaki Alonso (sAtt Arquitectura Abierta), también vecino de Las Carolinas —ganó el pasado agosto el máximo reconocimiento en la categoría Ciudades sostenibles: Comunidad urbana de la octava edición de los Premios Latinoamérica Verde 2021 por su contribución a la sostenibilidad social y ambiental. Además de producir su propia energía gracias a las placas solares, está dotado de un circuito de recuperación de agua de lluvia, que luego se utiliza en las cisternas de los inodoros o para regar el jardín...

El País: El edificio de 17 viviendas en un barrio del sur de Madrid donde reina el derecho de uso


Etiquetas incluidas: