Peter Eisenman

29/02/2000


Nemo viaja por las noches a su Slumberland, el país de los sueños, en su propia cama.Y los sueños de Nemo son casi siempre atormentados; incluso cuando todo parece ir bien se acaba por estropear, salvo contadas ocasiones. Supongo que a los arquitectos nos es particularmente próximo Winsor Mc Cay porsu insistencia en la arquitectura.A mí, además, me es familiar porque heredé de mi abuelo una cama como la de Nemo, y sé por experiencia que son camas excelentes para soñar. Mucho más que los otros cómics de la época, los sueños de Nemo se desenvuelven en arquitecturas soñadas, que crecen, se deforman y agigantan como si fueran vegetales. No sólo arquitecturas, sino toda suerte de cosas, números o letras; era como un antecesor de las películas de McLaren. Pero en sus arquitecturas movedizas hay una analogía evidente con los proyectos de Peter Eisenman: la deformación de una estructura arquitectónica es su fuerte. Claro que la arquitectura de Nemo no era anticipativa, sino gloriosamente ecléctica; su Slumberland es un gran pastiche de todos los palacios de 1900.

El dibujo del pequeño Nemo y Peter Eisenman fue el primero que se realizó de la serie ‘Historietas’, y para hacerlo se reutilizó uno anterior e inédito de otra serie, Recuerdos del futuro, que aparecía en la revista Construcción, Arquitectura, Urbanismo, y cuyos últimos items no llegaron a publicarse. Estaba basado en el episodio en que Nemo, Flip e Impy intentan salir de un palacio dado la vuelta, caminando por los techos y por las fachadas. Es un truco que después haría famoso el bailarín Fred Astaire, y aún mucho después las películas de naufragios, como las del Poseidón o del Titanic. También en una viñeta posterior de esta misma serie aparecerá la arquitectura de Richard Neutra completamente dada la vuelta, pero será por culpa de Mandrake el Mago. En este caso la idea de inclinar la arquitectura atormentada del Wexner Center resultó bien; bastaba tumbarla para crear otro laberinto, y esta vez casi más difícil que el de Nemo, porque aunque se mire al derecho, el Wexner también es un trompe l´oeil. Conservé los uniformes de los personajes, pero sustituí al travieso Flip por el travieso Peter Eisenman; los tirantes y su cara de chaval ayudan a reconocerlo...[+]


Included Tags: