Arts and Culture 

The Traces of Utzon

Life and Work of an Elusive Teacher

Christopher Thompson 
09/10/2002


En 1966, el gobierno conservador recién elegido en Australia consiguió forzar la dimisión de Jørn Utzon, que abandonó el país dejando la Ópera de Sidney inacabada. Su proyecto fue terminado por otros que, al no comprender el espíritu de su arquitectura, no supieron interpretar lo que tenía de genial: la espectacularidad de la ópera acabó trivializada por lo mediocre de los interiores y de algunos elementos, como la torpe imitación del diseño que Utzon ideó para los muros cortina de cerramiento de las relucientes cáscaras. El oportunismo político de cortas miras promovió este episodio de revanchismo, que fue alentado además por los celos profesionales. En consecuencia, Sidney perdió la oportunidad de contar con un edificio imponente en su concepto, excepcional en el planteamiento y radical en su construcción. Y, lo que es más importante, en Sidney se torció la trayectoria profesional de un arquitecto que, en circunstancias más propicias, podría haber cambiado el curso de la historia de la arquitectura...
[+]


Included Tags: