Books  Interviews 

Luis Fernández-Galiano: "El cemento es más verde que el césped"

Luis Alemany   /  Source:  El Mundo
18/12/2020


Calatayud, 1950. Arquitecto, catedrático y editor de las revistas Arquitectura Viva y AV. Las grandes esperanzas reúne sus escritos del periodo 1976-1992 en dos tomos: Fracturas y ficciones y Empeños sostenibles. 

PREGUNTA. En 45 años de escribir sobre arquitectura, ¿ha tenido momentos de pesimismo, de odiar la arquitectura como el tenista que le grita a su raqueta y odia el tenis?

RESPUESTA. Al principio mi relación con la arquitectura era un poco así, lateral.Tenía unas convicciones ecologistas y pensaba que la arquitectura normal daba la espalda a sus deberes con el planeta. «Hay que hacer otra arquitectura». Y eso lo expresaba un poco ingenuamente. Escribía sobre casas autónomas, casas solares, el retorno a la naturaleza... Era muy cándido. El tema que de verdad importaba era la ciudad y no lo veíamos.

P. Muchos textos de los 70 hablan de temas que están en los debates de 2020: medioambiente, formas alternativas de vivienda, cuidados... ¿Por qué desaparecieron esos temas? 

R. Primero, porque España alcanzó una cierta prosperidad y la desigualdad pasó a segundo plano. El otro motivo es sencillo: en la segunda mitad de los años 80 el petróleo estuvo barato y la preocupación medioambiental desapareció.

P. O sea, que el idealismo crítico de 2020 va a durar más que el de 1975.

R. La crisis climática es diferente a la crisis del petróleo, le da una dimensión nueva a las preocupaciones que teníamos entonces. El clima es el dinosaurio que seguirá aquí cuando despertemos del coronavirus.

P. En los últimos 12 años de descontento, la vivienda ha sido una expresión obvia de esta sensación de crisis. Y el espacio público, una reivindicación, al menos desde el 11-M.

R. Es normal: la vivienda era una de las patas del estado del bienestar junto a la salud y las pensiones. En los años 80 salió de ese paquete y quedó una frustración. En cambio, sí que perdura la conciencia de que el Estado debe garantizar un espacio público que tenga una calidad suficiente. Y en eso, creo que mi generación ha fracasado: hemos hecho edificios formidables y ciudades desvencijadas, sin una estructura nítida. Esa España de rotondas, en la que sin navegador estamos perdidos... Esa España fea. Es confortable pero se pierden cosas respecto a la ciudad tradicional.

P. A mí también me gusta más la calle Zurbano que el PAU. Pero el piso del PAU es más grande y más barato y, si tengo hijos, la piscina me resuelve julio... Y, claro, me lo pienso.

R. El piso del PAU funciona muy bien en una etapa, pero luego le ata a un modo de vida en el que depende del coche. Los PAU hubiesen sido más atractivos si hubiesen tenido más densidad, más masa crítica. Hasta los años 80, la preocupación era evitar el hacinamiento. Nos faltó poner unas densidades mínimas que garantizasen la convivencia. Las cosas ocurren por interacción y la interacción ocurre si hay cercanía. Había un economista que decía que las ideas pueden cruzar océanos, pero cruzaban mejor los pasillos. La gente dice que la digitalización nos permitirá ir al campo y teletrabajar... No creo que el futuro sea así. La ciudad funciona, nos gusta, es sostenible... El cemento es mucho más verde que el césped.

P. ¿Y cuando oye hablar de la «Cultura de la Transición» como una gran estafa política? 

R. La Transición fue un logro histórico extraordinario de mi generación, igual que su consenso. Yo soy parte de ella y no le voy a dar la espalda. El problema es que el pacto generacional se ha roto. Se cuida a los funcionarios y los jubilados, a los que tienen su vida garantizada y se descuida a los que están en una situación incierta, a los jóvenes.

P. ¿Qué le dice a un crío que duda si hacer Arquitectura en la universidad? 

R. A mí me gusta estar en el mundo a través de las herramientas que me dio la arquitectura, entenderlo desde la arquitectura, desde el pensamiento visual y sistemático. En ese sentido, le diría que entrara. Pero no estoy muy seguro de que sea un buen consejo. 

Empeños sostenibles

Fracturas y ficciones

El Mundo: Luis Fernández-Galiano: "El cemento es más verde que el césped"  


Included Tags: