Books 

Jacobs contra Moses

Urbanismo en Nueva York

Jacobs contra Moses
Books 

Jacobs contra Moses

Urbanismo en Nueva York

Álvaro Ardura Urquiaga 
30/04/2011


Es ininteligible que la traducción al castellano de uno de los libros más influyentes en el ámbito del urbanismo del siglo XX, como es el de Jacobs, haya estado ausente de las librerías españolas. Tras la primera edición de Península en 1967, le sucedió otra en 1973 que, desde entonces, varias generaciones de arquitectos y urbanistas hemos manejado en bibliotecas y perseguido en librerías de segunda mano. Parece una apuesta empresarial segura de Capitán Swing recuperar este texto, más aún cuando esta edición cuenta con acertados prólogos de Z. Muxí, B. G. Valdivia y M. Delgado. De él casi todo se ha dicho ya, simplemente cabe recordar el tono divulgativo de la autora (que le valió las críticas de L. Mumford, en otro momento su principal apoyo en el ámbito disciplinar), poner en valor su discurso basado en el registro de la complejidad de microprocesos en las aceras, y resaltar la vigencia de sus denuncias en pro de un vitalismo urbano que paulatinamente vamos perdiendo en nuestra ciudades.

Un buen complemento de la obra de Jacobs es conocer su práctica como activista y en especial su lucha frente a Robert Moses —el denominado ‘zar’ del urbanismo neoyorquino—, que estuvo durante décadas al frente, simultáneamente, de varias agencias públicas, sobreviviendo a cinco alcaldes de distinto signo político. Frecuentemente considerado el equivalente contemporáneo de su admirado Haussmann, en el clásico de R. Caro, The Power Broker, Robert Moses and the Fall of New York (Pulitzer en 1974), se destaca su faceta más controvertida (el abuso de poder, el oscurantismo, el desprecio hacia la opinión vecinal, los sesgos de clase, etnia y género en las políticas que aplicó, etc.). Más recientemente, en la obra de H. Ballon y K.T. Jackson Robert Moses and the Modern City (fruto de exposiciones comisariadas en 2007 por estos dos profesores de Columbia) se exploraron sus aspectos más positivos al analizar su contribución a la construcción de Nueva York en el siglo XX, impulsando grandes obras infraestructurales y servicios dotacionales como el Triborough Bridge o el Lincoln Center.

La carrera de Jacobs, sin embargo, no ha sido tan tratada, tal vez por su negativa a autorizar una biografía oficial o su actitud remisa a ser entrevistada. En cualquier caso, ninguna obra había contrapuesto de una forma tan explícita a estas figuras como lo hace A. Flint en Wrestling with Moses, que estructura el relato sobre los conflictos que les enfrentaron: los proyectos de prolongación de la Quinta Avenida a través de Washington Square; de remodelación del Greenwich Village; y de apertura de una vía elevada de 10 carriles trazada a través del denso casco del sur de Manhattan (Lomex). A través de estos episodios aparecen algunos de los temas esenciales en The Death and Life of Great American Cities y de la disciplina urbanística: la primacía de la planificación sectorial frente a un enfoque multidisciplinar integrado; la imposición tecnocrática de planes frente a la participación ciudadana en la elección de objetivos y medios; el surgimiento del movimiento de preservación de la memoria ciudadana y el patrimonio arquitectónico del paisaje urbano tradicional de los centros, frentes a la tábula rasa del urban renewal; el inicio del declive de la preminencia del automóvil frente al transporte público y peatonal en el diseño del espacio público; o la valoración de la diversidad y la densidad de los barrios, frente a la monofuncionalidad del Movimiento Moderno.

Flint, colaborador del Lincoln Institute of Land Policy, evidente admirador de Jacobs y estudioso de los papeles de la escritora legados tras su muerte al Boston College, huye de visiones parciales y pone de relieve los aspectos más negativos de su herencia, entre ellos la degeneración de la defensa de los legítimos intereses vecinales en mero obstruccionismo o NIMBYsmo (‘not-in-my-backyard’), paralizando proyectos de interés general; o la gentrificación de los centros históricos por la ausencia de medidas de control del mercado de la vivienda. A este respecto es de interés el contraproyecto de las West Village Houses, impulsado por la propia Jacobs, ya consciente de ese peligro.

Finalmente, la lectura de Wrestling with Moses cobra interés en la actualidad, ya que, aunque las tesis de Jacobs están consolidadas en el ámbito académico, las prácticas ‘a lo Moses’ aún distan de desaparecer. El lector encontrará no pocas similitudes entre el proyecto Lomex y la intervención en el barrio del Cabanyal. La ciudadanía valenciana debería tomar nota de las batallas contra el poderoso Moses. Como reza la anécdota con la que Flint cierra el libro: al día siguiente de la muerte de Jacobs, en la puerta de su antigua casa, un ramo de flores llevaba una nota anónima: «From this house, in 1961, a housewife changed the world».


Reviewed books:

Wrestling with Moses

How Jane Jacobs Took On New Yorks Master Builder and Transformed the American City

Included Tags: