1994. 3 Ocio y negocio

31/12/1999


La vieja antítesis del ocio y el negocio pierde sus perfiles nítidos cuando lo mercantil se mezcla con lo recreativo. Las oficinas se superponen con los centros comerciales y las lonjas con los puertos deportivos; los hoteles sirven a la vez al viaje de trabajo y al turismo; y el ocio es el gran negocio de la noche. Las aceras son los muelles del tráfico heteróclito de unas ciudades donde todavía se confunden oficio y afición; y los muelles, aceras del agua, soportan por igual la actividad productiva y el tiempo libre...[+]


Etiquetas incluidas: