1991. 2 Grandes aforos

31/12/1999


Un cierto gigantismo hijo de la prosperidad se manifiesta en los grandes recintos deportivos, musicales o feriales. El Palau Sant Jordi fue la piece de resistance de los Juegos Olímpicos de Barcelona, una ciudad que aprovechó la ocasión para mejorar su estructura urbana y remozar sus añejas instituciones culturales, como el Palau de la Música Catalana. En Madrid, junto al aeropuerto de Barajas, se edificaron unos interminables Recintos Feriales, y en Santander se terminó el hiperbólico Palacio de Festivales...[+]


Etiquetas incluidas: