Arquitectura Viva
domingo, 23 de septiembre de 2018
27/06/2018

Lluís Clotet en la sala de exposiciones La Arquería Nuevos Ministerios

 
José Antonio Martínez Lapeña, Elías Torres y Marcos Corrales

Como anuncio de la exposición, dos arcos de la fachada de la Sala de Exposiciones "La Arquería " enmarcan una fotografía de la casa en la isla de Pantelleria, de 1972. Completan el reclamo unas pestañas luminosas de cabaret que cuelgan de otro arco y que recrean un boceto para el proyecto de otra de las primeras obras de Lluís Clotet y Oscar Tusquets: la agencia de viajes Aerojet Express, de 1971.

El recorrido de la exposición se envuelve con una cortina que resigue un trazado geométrico ajeno a la forma de la sala para independizarse visualmente de ella.

Un contenedor‐gallinero‐barca con dos proas, situado en el centro del nuevo recinto de cortinas rojas, guarda, como si fuera un trastero, objetos y muebles diseñados por Clotet para la industria; varios de ellos en colaboración con Tusquets. Muchos de los diseños que les hacían falta los producían ellos mismos ya que el mercado no los ofrecía. Muebles y objetos que podían ser colocados o abandonados en cualquier lugar y que ya preveían en el diseño su envejecimiento.

El gallinero es una imagen asociada a recuerdos de Clotet de sus veranos de infancia en el pueblo de Olost de Lluçanès donde nació su madre. La compañía del paisaje, de la escuela unitaria, de sus primas, de animales de granja y pastoreo, de labores de cultivo y de laboreo, de todo tipo de herramientas, de cacharros inventados para jugar o juguetes reinterpretados o inventados por Lluís, fue una experiencia muy significativa de su época de descubrimiento y despertar a la vida. Otro de sus recuerdos recientes y asociado a un gallinero, fue la contemplación minuciosa durante varias horas del cuadro de Joan Miró La Masía en el que el artista pinta y reinterpreta el mundo rural y juvenil de sus orígenes.

En tres salitas, al final del recorrido, enmarcadas por cortinas de color morado, se proyectan las obras de viviendas, de interiorismo y diseños, y de otros edificios de Clotet y colaboradores. Las dos largas intensas, sólidas y fructíferas etapas de colaboración con Oscar Tusquets primero y con Ignacio Paricio más recientemente están presentes en estas proyecciones. Clotet puede dar la impresión de haber sido más transgresor, asociado al primero y más sereno junto al segundo; probablemente, se deba tan solo a su edad en cada asociación, ya que su carácter y sus principios han cambiado poco. Ambas etapas están impregnadas de una manera de entender el mundo y de la posibilidad de modificarlo y mejorarlo a través de un oficio.

Clotet es un arquitecto clásico, en el sentido de que es un especialista en generalidades, tal y como se definía el profesor de estética José María Valverde. Un oficio ejercido de este modo está ahora irremediablemente en extinción. Clotet se ve también como un clásico porque está seguro de que los problemas de arquitectura que ha tenido que afrontar – en todos los tamaños y lugares imaginables‐ son similares a los de sus predecesores, para los que pensar y hacer es una misma cosa.

Clotet es un creador talentudo, intuitivo, irónico y algo escéptico, calmoso, preciso, ordenado, meticuloso, riguroso y exigente. Le gusta filosofar como un diletante, analizar y argumentar sus opiniones sobre cualquier tema y ser coherente en su exposición. No duda en dudar para preguntarse y avanzar.
Es buen pedagogo, un maestro creíble y acompañante generoso para los estudiantes, a los que ayuda a no perderse. Lluís fue boy scout y escalador; sabe encontrar y escoger los senderos adecuados, como precavido y estratega que es, y descubrir las respuestas que cada lugar requiere para poder ser transformado.

Para Clotet la arquitectura es dibujo en todos sus estados; descubrirla, conocerla, escribirla, explicarla, corregirla y una herramienta con la que disfrutar, sin deseo de obtener una valoración artística.

A Clotet le gusta recordar, con una gran sonrisa, los inventos dibujados por el Professor Franz de Copenhagen que aparecían en el semanario TBO, por el ingenio, la ironía y la caricatura con los que se resolvían problemas sencillos con artefactos complicadísimos. Todavía disfruta con los dibujos siameses de “Laplace” que aparecen diariamente en La Vanguardia, para encontrar entre ellos “los 8 errores”, especialmente si se hace mirando sólo uno de ellos.

Clotet proyecta y diseña también en solitario. Una de sus últimas colecciones de éxito y que continúa produciendo la empresa Alessi, es la de accesorios y recipientes para mesa en acero inoxidable, con nombres femeninos que gustaban al poeta J. V. Foix. Las deformaciones y abolladuras provocadas en estas piezas, con las que se hace presente un uso y un deterioro falsos, brillan. Quizás, sin pretenderlo, tengan la intención de épater le bourgeois.
AV Monografías 207 - BATLLE i ROIG AV Monografías
analiza en cada número un tema relacionado con una ciudad, un país, una tendencia o un arquitecto; incluye artículos de destacados especialistas, y comentarios de obras y proyectos ilustrados en detalle. Se publica en edición bilingüe español-inglés.
Arquitectura Viva 206 - HOGARES ANIMALES Arquitectura Viva
cubre la actualidad, dando cuenta de las tendencias recientes y organizando los contenidos en secciones: tema de portada, obras y proyectos, arte y cultura, libros, y técnica e innovación. A partir de 2013 se publica mensualmente, en edición bilingüe español-inglés.
AV Proyectos 87 - E2A AV Proyectos
es el tercer miembro de la familia AV: una publicación bilingüe dedicada esencialmente a los proyectos (con especial atención a los concursos y detalles constructivos) que hasta ahora se han venido tratando de forma más sucinta en las otras dos revistas.
;
Editorial Arquitectura Viva SL - Calle de Aniceto Marinas, 32 - E-28008 Madrid, España - Tel: (+34) 915 487 317 - Fax: (+34) 915 488 191 - AV@ArquitecturaViva.com - Últimas Noticias en RSS